Preguntas (y Comentarios) Frecuentes

Varios de mis clientes hacen varias preguntas antes de contratar su sesión o se ponen excusas para no hacerlo, aquí encontrarás lo que más me dicen y mi respuesta. Si aún tienes dudas, escríbeme a mi email y con gusto responderé todas tus preguntas.                                                                                                                                                                                                                                                       

"¿Qué hago si no sé posar?"

No necesitas saber posar para estar en una sesión de fotos conmigo, porque mi objetivo es retratarte tal y como eres, sin poses ni cosas artificiales.

Cuando en realidad llega un momento en el que hay que posar ¡Las poses son mi trabajo! No importa si quieres una sesión para ti sola, con tu pareja o tu familia, seré yo quien les diga como posar para que se vean espectaculares.

Ninguno de mis clientes son modelos profesionales y aun así ¡se ven como de revista!                                                                                            

"No tengo tiempo"

Piensa en tu familia, ¿no les dedicarías al menos 90 minutos de un sábado para pasar un tiempo con ellos? Y ¿qué tal si durante ese tiempo tienes a alguien fotografiando de manera profesional a tus hijos corriendo y riendo?

Planea una cita romántica con tu esposo o novio, y mientras comparten un picnic en la playa, tu fotógrafa (¡yo!) captará sus abrazos, risas compartidas, y esos besos robados frente al mar.

¿Ves como si puedes tener el tiempo para una sesión de fotos? Y no solo eso, sino que también pasarás un hermoso tiempo compartiendo con la gente que amas.                                                                                                                                                                                                   

"No me siento cómoda frente a una cámara, no creo que me veo bien en las fotos, no soy fotogénica"

Te digo un secreto: yo tampoco. Pero hay una gran diferencia una sesión de fotos altamente profesional y divertida, a la cámara celular de tu amigo que te pide que poses.

No importa quien eres ni como te veas, yo te ayudaré a sentirte cómoda. Durante la sesión no me pararé con la cámara en la mano a pedirte que hagas algo, no te voy a juzgar. Te voy a contar una historia graciosa, voy a hacer una mueca que te haga reír para sacarte una sonrisa natural, créeme voy a hacer todo lo posible para que salgas de tu sesión de fotos sintiendo que la has pasado genial.

Toda mujer merece hacerse una sesión de fotos y sentirse como una modelo por lo menos una vez en su vida, esta es tu oportunidad de hacerlo. Juntas haremos que tu próxima sesión de fotos sea algo inolvidable.                                                                                                                                                                             

"¿En dónde podemos hacer la sesión?"

¿No te convence el Jardín Botánico o la playa? Juntas podemos encontrar el lugar ideal. ¿Qué tal el patio de tu casa, tu sala o un hotel? No importa donde elijas hacer tu sesión, yo iré allí.

¿Quieres un lugar único y mágico donde nadie se haya hecho una sesión de fotos antes? Estás en el lugar adecuado porque Manabí ofrece hermosos paisajes tanto en sus playas como en sus campos. Busquemos ese lugar juntas y hagamos esas fotos que tanto quieres.                                                                                                                                                                                                                                 

"Estoy en otra ciudad"

Hey, para eso se hizo el transporte público. Si te animas a venir de vacaciones a Manabí, escríbeme, podemos planear una fecha en la que coincidamos para esa sesión de fotos original y única que estabas esperando.

¿No puedes venir a Portoviejo? ¿Qué tal si yo voy a visitarte? Quiero planear esas fotografías que tanto deseas y que solo yo puedo lograr.                                                                                                                                                                                                                                                            

"No me siento cómoda con el precio, me parece caro"

¿No te parece que decimos eso muy seguido? Ahí está ese objeto que tanto queremos, pero que creemos que no está al alcance de nuestro bolsillo. Piensa en esto: las fotografías profesionales no son un gasto, son una inversión. Estás invirtiendo en recuerdos de la alegría de tu embarazo, de tus hijos cuando daban sus primeros pasos, sus primeras sonrisas, de los 15 años de tu hija que no volverán a repetirse. Quizás cuando te casaste no te tomaste suficientes fotos con tu vestido de novia y con tu esposo. O ahora que estás joven y te sientes una mujer maravillosa quieres guardar ese recuerdo para los años por venir.

Invierte en esos momentos que no volverán, no hace falta que sea una ocasión especial para que te fotografíen, el tiempo pasa pronto y todo cambia, si quieres detener el tiempo decídete hoy por unas fotografías que estoy segura que te van a gustar.

Escríbeme y puedo ayudarte a escoger el paquete adecuado a tu presupuesto y ocasión.